Amor es amor

Si bien es común creer que en la mayoría de países de habla hispana hemos evolucionado como sociedad, dejando atrás situaciones como la segregación racial, apoyando los derechos de la mujer, fortaleciendo la libertad de culto y construyendo esquemas que facilitan la pluralidad política, en pleno 2021 seguimos encontrando prejuicios respecto a las preferencias sexuales fuera de lo “convencional”.

Las legislaciones han tenido dificultades para adaptar las leyes y aceptar que aquellas personas cuya sexualidad salga del modelo heterosexual requieren que se les garanticen sus derechos, se  les brinde igualdad de oportunidades laborales y que puedan acceder a servicios de salud o para poder formar una familia.

Es fácil entender la ignorancia causara que por años fuese “normal” satanizar lo diferente, sin importar los sentimientos y las capacidades de las personas de la comunidad LGBTQ+, quienes también pueden criar con amor y respeto. Por eso, en esta entrega y siguiendo con el tema del Mes del Orgullo, en Somos Dolphins hacemos un reconocimiento en el marco del Día del Padre a aquellos que han manifestado su apoyo incondicional a sus hijos cuando éstos decidieron hacer pública su orientación sexual.

Dentro de la NFL, el caso de Michael Sam, fue escandaloso e inundó los medios en 2014, ya que, en medio del proceso previo al Draft, durante una entrevista dio a conocer que es gay. De esta forma, el joven ala defensiva de Missouri se convertiría en el primer jugador abiertamente homosexual en ser firmado para un equipo de la Liga.

El día del reclutamiento, familiares y amigos estuvieron con él, al igual que su novio, a quien beso al celebrar la noticia de que tenía un equipo. Desafortunadamente, su paso por la NFL fue efímero, ya que, tras ser seleccionado por los Rams, la prensa se encargó de volver imposible su adaptación y fue liberado antes de comenzar la temporada.

El jugador decidió “salir del closet” antes de incursionar en la NFL y optó por informar a su padre sobre su homosexualidad mediante un mensaje de texto el día qué él celebraba su cumpleaños 50. Según relató el señor Michael Sam, padre del jugador a la NBC, Michael le llamó más tarde y hablaron sobre su decisión de hacerlo público.

Michael Sam padre, es un hombre afroamericano, quien procreó a ocho hijos, siendo el deportista el séptimo de ellos. Él reconoce que fue educado de una forma “tradicional” y hasta la declaración de su hijo, solo reconocía como “normales” las relaciones entre hombre y mujer.

“Le pregunté sobre su carrera y todo, y me dijo que simplemente lo iba a hacer. Y dije, está bien. Él tiene el control y ha crecido. Pase lo que pase, es mi hijo y todavía lo amo”

Agregó que tenía pocas dudas sobre que su hijo resistiría cualquier negatividad o crítica que pudiera generar su anuncio. Después de todo, ya había soportado muchas adversidades muy joven, como que cuando era solo un niño, su hermano Russell, de 16 años, fue asesinado a tiros. Aproximadamente cuatro años después, otro hermano, Julian, dejó el trabajo y simplemente desapareció.

Se sabe que la relación entre el padre y el hijo no era cercana e incluso se dijo que tras la revelación de Michael la relación fue más distante, pero el padre ha manifestado su apoyo a su hijo en cada entrevista. Orgulloso comentó que debido a que era un camionero estaba mucho tiempo lejos de sus hijos y que su madre, Jo-Ann, se encargaba de la mayor parte de la crianza de los niños, pero recuerda que su hijo Michael siempre mostró sus ganas de hacer algo por sí mismo y su talento deportivo.

Y así Michael Sam padre demostró que amor es amor. Que aunque es complicado aceptar lo distinto y la relación con uno de sus hijos menores fue cuesta arriba, abrir su mente, guiarse por el corazón y dejar de lado los prejuicios y el qué dirán, es la mejor forma de enmendar los errores del pasado que todo padre puede cometer en su camino de aprendizaje sobre cómo ser padre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.