Con brincos y piruetas, del mar al estadio

A lo largo de la vida la mayoría de las personas hemos contado con la compañía de una mascota, esos fieles amigos cómplices de aventuras. Por eso, en esta entrega de Vida Cetácea toca hablar de las mascotas de nuestro equipo, quienes han estado ahí en los mejores y peores momentos para sacarnos una sonrisa.

Prácticamente todos los equipos deportivos tienen mascotas, pues son un gran vehículo para fomentar la relación con el público, además de tener un papel importante en la parte comercial y de mercadotecnia. La mascota es un medio para posicionar la marca del equipo, transmitir mensajes, acercarse a segmentos de aficionados, desarrollar nuevos aficionados, crear lealtad y hasta generar ingresos.

La actual mascota de los Miami Dolphins es TD (The Dolphin), a la cual el equipo reconoce en su sitio web como un miembro más, quien fue “reclutado” el 18 de abril de 1997 por el ex entrenador en jefe Jimmy Johnson . En esa ocasión los Dolphins llevaron a cabo un concurso “Name the Mascot”. Parece que al equipo le gusta eso de los concursos para buscar nombres (si no entiende busque la primera entrega de Vida Cetácea).

La convocatoria atrajo a más de 13 mil participantes, cubriendo los 50 estados y 22 países, surgiendo 528 opciones de nombres, pero solo hubo un ganador y este se anunció en el banquete anual de premios de los Dolphins el 4 de junio de 1997. TD apareció por primera vez en un juego de los Dolphins en casa el 10 de agosto de 1997 contra los Chicago Bears.

TD acumula una gran lista de apariciones importantes. Su primera vez en los playoffs con los Dolphins fue el 2 de enero de 1999 en una victoria contra los Buffalo Bills . Fue seleccionado para el Pro Bowl en 1999, 2001, 2003, 2004, 2010, 2012, 2014, 2016, y fue la primera mascota de la NFL en participar en el Salón de la Fama en Canton , Ohio en 2001. Además fue invitado a Hong Kong para participar en el Desfile del Día del Año Nuevo Chino en 2005 y recientemente, el 2 de mayo de 2015, TD fue invitado a participar en el NFL Draft Town en Chicago, Illinois.

TD es nuestro referente actual, pero hubo alguien más antes que él. Se trata de Flipper, quien estuvo en el puesto de 1966 a 1968. Esta mascota era un delfín real, cuyo estanque estaba ubicado en el extremo abierto (este) del entonces Orange Bowl. Flipper era una hembra que estaba entrenada para saltar en el tanque cuando se anotaba un touchdown o un gol de campo.

Pero ¿cómo llegó un delfín real a un estadio de football? Pues entre 1964 y 1967, la NBC emitió una popular serie protagonizada por un delfín llamado “Flipper”, que se desarrolló en el sureste de Florida y las Bahamas. Los delfines utilizados en el espectáculo vivían en el Seaquarium, en Key Biscayne. Había cuatro delfines diferentes que jugaban con Flipper llamados Susie, Kathy, Patty y Squirt. En 1966, cuando los Miami Dolphins se convirtieron en una franquicia de la NFL y dada la ubicación, el nombre y la popularidad del programa de televisión, se decidió que la nueva mascota del equipo se llamaría “Flipper” y usarían un delfín vivo del programa como mascota del equipo.

El dueño de los Doplhins, Joe Robbie, llegó a un acuerdo con la Ciudad de Miami y el Miami Seaquarium para que uno de los delfines actuara en los juegos en casa. Esto requirió transportar al mamífero acuático hacia el estadio todos los domingos. Se decidió que Patty sería el delfín utilizado, porque se sentía cómoda viajando mientras que los demás no. Sin embargo, después de la temporada de 1968, “Flipper”  dejó de ser la mascota del equipo debido a que el propietario no quiso asumir los gastos de transporte ni mantenimiento del tanque cuando la Ciudad de Miami y el Seaquarium decidieron que no seguirían pagando por ello.

¿Se imaginan en la actualidad lo que representaría tener un animal vivo como atracción en un estadio viviendo todo el ajetreo que en su momento vivió Patty interpretando a Flipper? Yo prefiero a los delfines libres en su hábitat natural y que las mascotas sean afelpadas y “rellenas” con un humano divertido que nos recuerde lo genial que es estar en un estadio de football. ¿Alguno de ustedes alcanzó a ver al delfín en el estadio? Cuéntanos en nuestras redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.