Dolphins | Debacle Floridiana

Los New England Patrios le propinaron a los Miami Dolphins su quinta derrota seguida al ganarles 23-21, y dejarlos al borde de la eliminación, en una tarde donde Miami nuevamente tuvo que reemplazar a su QB inicial por una lesión. A continuación enlistaremos tres puntos de lo que nos quedamos tras una nueva derrota en Foxborough.

1) Debacle Floridiana.

Era un domingo 27 de Noviembre, se disputaba la semana 12 de la NFL y al medio tiempo los Miami Dolphins estaban destrozando 30-0 al peor equipo de la liga los Houston Texans, con lo cual se metían en la conversación sobre si eran el mejor equipo de la NFL y si Tua Tagovailoa podría ganar el MVP. En aquel momento todo era estupendo en Miami, la única preocupación era la lesión del tackle ofensivo, Terron Armstead, quien había salido del partido por una lesión pectoral y se temía por su disponibilidad las siguientes semanas. Ni el aficionado más pesimista de los Dolphins hubiera imaginado lo que vendría las siguientes semanas: cinco derrotas seguidas. Tagovailoa nuevamente en el protocolo de conmociones y el equipo dependiendo de resultados externos para obtener ese último boleto como Wild Card para poder entrar a los playoffs. Los Miami Dolphins nuevamente entran a la última semana de temporada regular registrando un mediocre récord de 8-8, al igual que el año pasado, con la salvedad que en esta ocasión el equipo matemáticamente tiene opciones de poder llegar a los playoffs, necesitan vencer a los Jets el próximo domingo y que New England pierda en su visita en Buffalo, lo cual no es imposible y podría cambiar la narrativa de esta temporada 2022 en Miami que ya lo llaman “debacle floridiana”.

2) Chris Grier en el ojo del huracán.

Chris Grier nació con el football en la sangre, su padre Bobby Grier trabajó como entrenador durante 27 años tanto en el colegial como en la NFL, para luego laborar 14 años más como parte del departamento de scouts en New England y en Houston; de hecho en el 2017 se sumó como un consultor a la organización de Miami. Chris Grier por su parte, llegó a laborar al departamento de scouts en Miami en el 2000 tras colaborar seis años en New England. Desde el 2016 fue designado Gerente General del equipo; sin embargo, no fue sino hasta el 2019 que le delegaron toda la responsabilidad en las decisiones deportivas del equipo, ya que previamente Mike Tannenbaum, quien ocupaba el cargo de Vice Presidente de operaciones, se encargaba en gran medida de las decisiones. El año 2019 Grier tuvo como decisión contratar a Brian Flores como entrenador de Miami y a su vez reconstruir el equipo, realizando intercambios a diestra y siniestra, con el objetivo de lograr construir un roster joven, competitivo y constantemente ganador; casi cuatro años después, Flores ya no es más el entrenador del equipo, Miami no tiene tanto margen salarial ni selecciones de primera ronda para 2023 y el resultado en la cancha es el mismo que en épocas anteriores. Con la posibilidad de que Miami sume su séptimo año seguido sin llegar a playoffs y cuarto bajo el régimen de Grier es indudable que su trabajo estará bajo escrutinio por el dueño del equipo Stephen Ross al terminar la temporada.

3) Jason Sanders.

La semana pasada escribimos en esta columna lo mediocre que han sido los equipos especiales en esta temporada bajo el mando de Danny Crosman. El fiel reflejo de lo que han dejado los equipos especiales es ver nuevamente a Jason Sanders dejando ir puntos claves en momentos importantes para el equipo; el domingo no fue la excepción, donde Sanders falló un gol de campo de 47 yardas, que pudo colocar al frente a los Dolphins 10-7, en el segundo cuarto, y que a la postre esos tres puntos pudieron marcar diferencia. Qué lejos aquellos tiempos donde Sanders fue nombrado All-Pro en la temporada 2020 y que derivó en que Grier le extendiera el contrato hasta el 2026. El pateador de Miami ha fallado 6 de 29 goles de campo esta campaña para una efectividad del 79.3%; lamentablemente para Sanders es un segundo año consecutivo por abajo de sus estándares y que lo colocan en la cuerda floja para seguir con el equipo la próxima temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.